Uno de los aspectos que más nos preocupan es la seguridad en nuestras casas. Por ello, intentamos colocar las máximas medidas posibles de protección para evitar que un intruso pueda acceder a nuestro hogar. Puertas blindadas o acorazadas, sistemas de alarma o cerraduras auxiliares son medidas que dificultan y disuaden. Colocar una cerradura fac puede ser una de estas opciones a la hora de incrementar la seguridad en nuestro hogar.

Cómo poner un cerrojo fac

Para saber cómo poner un cerrojo fac, lo único que necesitas es:

  • El cerrojo fac.
  • Un nivel.
  • Un taladro.
  • Un destornillador.

Los pasos a seguir para poner un cerrojo fac son:

  1. Elegir la altura donde vas a colocarlo. Después, marca los sitios en la puerta donde vayan los agujeros para fijarlo.
  2. Si quieres instalar un cerrojo fac en una puerta blindada, necesitarás una broca de pala especial para madera que tenga el mismo diámetro que el bombín de la cerradura. Este suele estar entre los 26 y los 32 mm. En el caso que quieras instalar un cerrojo fac en puerta de metal, deberás usar una corona mixta.
  3. Usa el embellecedor que trae el cerrojo para tapar los desperfectos del agujero. Puedes fijarlo mediante los tirafondos que están incluidos.
  4. A continuación hay que fijar el bloque de la cerradura con los cuatro tirafondos disponibles para que se fije en la puerta.
  5. Por último, solo hace falta atornillar el cerco en el marco de la puerta. Asegúrate de que el pasador se desliza sin problemas y el cerrojo estará completamente instalado.

Como ves, es un proceso bastante simple con el que tendrás una medida de seguridad adicional en la puerta de tu casa. Además, el cerrojo es perfectamente válido para todo tipo de puertas en función del tipo de apertura que tengan. No obstante, si prefieres modelos específicos en función de cómo se abren, también están disponibles.

Todos nuestros profesionales los ponemos a tu disposición en el caso de que tengas algún problema con la instalación.

Ventajas de contar con un cerrojo fac en tu puerta

Según nuestra dilatada experiencia, son numerosos los beneficios en seguridad que puede aportar colocar una cerradura fac en tu puerta.

Piensa en los siguientes:

  • La mayoría de las puertas constan de una sola cerradura. Al instalar un cerrojo fac se multiplican los puntos vulnerables haciendo que sea más difícil de forzar.
  • Este tipo de cerrojos son considerados por los ladrones como elementos de seguridad difíciles de vulnerar. Lo que hace que sean medidas de protección altamente disuasorias.
  • Tienen una fácil colocación.
  • Ofrecen una gran versatilidad pudiendo colocarse en diferentes tipos de puertas.
  • No solo es una cuestión de seguridad, piensa en la sensación de tranquilidad que puedes tener sabiendo que lo tienes colocado en tu puerta.
  • Es un cerrojo con un diseño totalmente vanguardista y siempre pensado en las últimas tendencias de los métodos de apertura utilizados por los delincuentes.
  • Gracias a los materiales de alta calidad que tiene, son elementos con una gran durabilidad.

Como has podido ver, el colocar una cerradura fac es extremadamente simple y posibilita numerosos beneficios que ayudan a contribuir en la seguridad de tu hogar. Como cerrajeros profesionales, creemos que ya no hay necesidad de estar intranquilo debido a la posibilidad de que entre un intruso en tu casa.

error: Content is protected !!
Call Now ButtonLLAMAR AHORA