En este post vamos a intentar aclarar si existen cerraduras imposibles de abrir. Hablaremos de cerraduras de seguridad y dejaremos de lado las cerraduras que no merecen este calificativo.

Cuál es la cerradura más segura

Cuando tenemos que comprar cerraduras de seguridad para puertas tenemos valorar una serie de requisitos que te describimos a continuación:

  • Cerradura actualizada. Los sistemas de robos evolucionan constantemente. Las cerraduras más seguras siempre serán las que estén preparadas para responder a los sistemas de ataque modernos. Una cerradura de hace varios años podría ser segura en su momento, pero hoy no porque no estará preparada para las técnicas de robos más modernas.
  • Cerraduras reforzadas con mecanismos de seguridad. La cerradura de seguridad tiene que estar dotada con los sistemas antirrobo que te explicamos en este post.

Entonces, ¿cuál es la cerradura más segura? Serán cerraduras actualizadas reforzadas con los siguientes elementos de seguridad.

  • Cerradura antibumping. Es la técnica más frecuente en robos de viviendas. Es imprescindible que nuestra cerradura cuente con este sistema de protección.
  • Cerradura antitaladro. Consiste en una técnica de construcción que consigue endurecer el metal de los pines de la cerradura, para evitar que pueda ser taladrada con un taladro eléctrico.
  • Cerradura antiextracción. La cerradura debe estar especialmente reforzada para prevenir este sistema de robo con fuerza, que persigue extraer el bombín para poder forzar la cerradura.
  • Protección anticopia. En el mercado encontramos varios modelos de cerraduras cuyas copias de llaves no se pueden hacer si no es mediante un código especial, que suele ir contenido en una tarjeta que tiene el legítimo propietario. Así evitamos que cualquier persona pueda hacer una copia de la llave. Solo se pueden hacer copias presentando ese código.

Por qué las cerraduras antibumping son tan seguras

Las cerraduras antibumping son muy seguras porque son la solución al principal sistema que tienen los ladrones para abrir puertas. Una cerradura sin antibumping no es una cerradura segura. El bumping consiste en introducir una llave especial —llave bump— que está pensada para entrar en la mayoría de las cerraduras. A continuación se golpea para hacer saltar los pistones y forzar la cerradura sin tener que destruirla. Es un método de robo muy sigiloso, que se puede hacer en muy poco tiempo. Y suele pasar desapercibido porque es una técnica sencilla en la que no hay que emplear otros equipos más llamativos como palanquetas o taladros.

Otras alternativas para aportar seguridad a tu puerta

Para aportar más seguridad a nuestra puerta, también debemos considerar la instalación de los siguientes sistemas de seguridad

  • Escudos de seguridad. Son una pieza metálica que rodea la cerradura y que aporta un gran refuerzo a la cerradura. El arco está destinado a proteger la cerradura frente al taladro y otros intentos de robo con fuerza. El arco se compra aparte normalmente y es imprescindible para proteger nuestra cerradura.
  • Cerrojos de seguridad. Los cerrojos de seguridad son pasadores metálicos que van sobrepuestos. Están pensados para ser un segundo método de protección de la puerta, complementario a la cerradura principal.

Finalmente, intentamos responder a la pregunta con la que empezábamos. ¿Existen cerraduras imposibles de abrir? La respuesta es que no. Cualquier cerradura sometida a las técnicas más contundentes de robo durante un periodo largo de tiempo pueden ser abiertas.

El asunto central está precisamente en eso, en el tiempo que puedan tardar en forzar la cerradura. Mientras más segura sean más tiempo tardarán, lo que hará que los ladrones desistan o no lo lleguen a intentar siquiera. También serán cerraduras que solo podrán abrir los ladrones más especializados, lo cual reduce las posibilidades de ataque. En este tipo de asesoramiento somos expertos en cerrajeros madrid Group por lo cual no dude en consultarnos cualquier duda.

error: Content is protected !!
Call Now ButtonLLAMAR AHORA